Los fisioterapeutas pueden tratar el vértigo

Home / Noticias / Los fisioterapeutas pueden tratar el vértigo
Los fisioterapeutas pueden tratar el vértigo

Los fisioterapeutas pueden tratar el vértigo

Antes de nada, queremos aclarar que estamos ante un síntoma, no se trata de una enfermedad. Este síntoma puede aparecer de forma única y aislada por una causa concreta o puede presentarse formando parte de un cuadro clínico correspondiente a los síntomas de una patología.

El vértigo genera un malestar que se traduce en una sensación de desequilibrio e inestabilidad. Produce una gran inseguridad e incapacidad para movernos, pudiendo llegar incluso a tener sensación de nauseas y desmayo. A estos síntomas se une la sensación de que las cosas giran, como si todo diera vueltas. Puede durar algunos instantes o incluso bastantes horas, incluso viéndose acompañado de incapacidad de enfoque ocular y pérdida de audición de un oído.

Trabajando la buena movilidad cervical y un tono muscular correcto de la zona favorecemos una vascularización correcta hacia el cráneo que va a mantener la funcionalidad del oído interno y de su nervio vestibular. De la misma forma, trabajando la movilidad y maleabilidad craneal natural eliminamos posibles tensiones y compresiones del nervio, así como la posición correcta de nuestro sistema de equilibrio, que se encuentra en el oído.

¿Vértigo o mareo?

Coloquialmente se suele confundir, y hablamos de vértigo cuando realmente estamos ante una sensación de mareo, o viceversa.

Para que quede claro, diremos que fundamentalmente para reconocerlos, los signos distintivos entre ambos son que:

La sensación de mareo es una pérdida de estabilidad, como si “estuviésemos en una barca” y/o notar que podemos desmayarnos en cualquier momento.

Por otro lado, el vértigo es la sensación de que nosotros giramos alrededor de nuestro entorno o que éste gira y da vueltas a nuestro alrededor, sin poder detenerlo.

Es muy importante, para un buen diagnóstico de estos trastornos del equilibrio, saber que no hay vértigo si no está acompañado de nigtasmus y desequilibrio. Por otro lado puede haber nigtasmus o desequilibrio sin estar ante un cuadro de vértigo.