Ejercicios Hipopresivos

Home / Tratamientos / Ejercicios Hipopresivos
Ejercicios Hipopresivos

Ejercicios Hipopresivos

La teoría del ejercicio hipopresivo es que se trata de un entrenamiento basado principalmente en la contracción isométrica de la musculatura profunda abdominal, en el que hay tensión muscular, pero no hay movimiento. Lo que se logra es reducción de la cintura y la tonificación del abdomen profundo, el transverso.

La importancia de la postura

El propio hecho de mantener el abdomen bien apretado ya se puede considerar como un ejercicio hipopresivo, ya que simplemente lo que se busca es activar la musculatura profunda abdominal y que se abra la caja torácica. Depende muchísimo de la respiración y una de sus características principales es la apnea.

Al tratarse de una ejercicio basado en las posturas es muy importante tener consciencia de cómo se logra la activación de los músculos orientados a cada una de las posturas del cuerpo. Si se hace de una manera no dirigida y descontrolada puede llegar a provocar otras patologías de origen mecánico.

Los abdominales hipopresivos no son aconsejados para las mujeres embarazadas ni para la gente con tensión arterial elevada, ya que al contener la respiración se aumenta la presión sanguínea. Sin embargo, sus beneficios son altamente recomendados para el período posterior al parto, ya que al dar a luz las mujeres sufren un debilitamiento de la musculatura profunda de su abdomen.

Trabajando esa parte del cuerpo es cuando se consigue reafirmar todo lo que es el cinturón pélvico, activando también la musculatura lateral, los oblicuos, y la zona lumbar. Además disminuye el contorno de la cintura y aumenta la musculatura del core, que es el pilar del ejercicio para el cuerpo humano.

Qué es el “core”, los músculos que te dan estabilidad y evitan lesiones. También ayuda a disminuir o eliminar las pérdidas de orina.

Tensión y presión

La recomendación es que los abdominales hipopresivos se realicen en una rutina de entre 20 y 30 minutos o como complemento de otra sesión, ya que no están dirigidos a la pérdida de peso sino al efecto muscular.

Es importante no tratar de hacerlas todas desde un inicio e ir evolucionando a medida que aumenta el estado físico del cuerpo.
Entre las más básicas se encuentran las siguientes:

– Elongación: Se hace de pie. Tienes que mantener el abdomen bien apretado, bien activado como se llama, con los brazos estirados hacia arriba.

– Coaptación: Se traduciría como la caída de las articulaciones por la propia gravedad. Se inclina el tronco hacia adelante, dejas que los hombros caigan hacia abajo y en esa posición mantienes el abdomen apretado.

– Cuadrupedia: Es la posición que se conoce coloquialmente como la posición en cuatro patas, en la que también hay que mantener el abdomen activado.